¿Dónde se encuentra el punto G femenino?

Si os pregunto qué es lo que los hombres han estado buscando durante siglos, algunos responderán El Dorado, otros el Santo Grial o incluso el tesoro de Abraham Lincoln. Pero lo que de verdad han estado buscando durante mucho tiempo, y muy pocos han encontrado, es el punto G femenino. ¿Dónde se encuentra el punto G femenino exactamente? Si quieres averiguarlo de una vez por todas, estate atento a este artículo.

¿Qué es el punto G femenino?

El término “punto G” es algo engañoso, puesto que no se trata de un punto como una especie de “botón” que se pueda pulsar, sino de todo un área. En realidad el punto G es el tejido esponjoso en forma de judía de la glándula parauretral, análoga a la próstata masculina.

El punto G está compuesto de tejido eréctil, que se hincha cuando la sangre se concentra en ese punto durante la excitación femenina. La estimulación correcta de esta zona proporciona un poderoso orgasmo, que incluso puede producir la famosa eyaculación femenina.

Dónde se encuentra el punto G femenino: explicación para dummies

El punto G ocupa el área de una moneda de 25 centavos y se diferencia porque la zona es más áspera al tacto que el resto de tejido circundante.

Pero vamos al lio, a saber dónde se encuentra el punto G y como localizarlo. El punto G aparece a unos pocos centímetros de la entrada de la vagina, concretamente a  1 -3 pulgadas (2.5 a 7.6 cm) de la abertura de la vagina, en la parte frontal (anterior) de la pared vaginal entre la abertura de la vagina y la uretra (Ver imagen).

Para localizar el punto G es conveniente que la mujer esté excitada (ya sabéis, un poco de juegos preliminares). La mujer puede acostarse cómodamente bocarriba con las piernas abiertas mientras su amante le introduce el dedo en la vagina todo lo que se pueda, pero sin forzar (recomendamos encarecidamente que se corte bien las uñas antes). Una vez dentro, hará el típico gesto de “ven aquí”, es decir, moviendo el dedo ligeramente flexionado hacía delante y hacía atrás. Mientras hace este gesto irá deslizando el dedo por el interior de la vagina hasta palpar esa zona más dura de la pared que corresponde con el punto G. Las reacciones de la mujer dirán si lo habéis encontrado o no. Puede ser una búsqueda bastante divertida.

Si ya habéis conseguido encontrar el punto G femenino gracias a nosotros, contadnos vuestra experiencia en los comentarios.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *