Orgasmos de mujeres. ¿Existen? ¿Cómo conseguirlos?

Hola de nuevo amigos, hoy vamos a tratar un asunto tan difícil como los orgasmos de la mujeres. No me malinterpretéis, solo quiero decir que es un asunto complicado de poder comprobar incluso de lograr para algunas mujeres.

¿Existen los orgasmos de las mujeres?

Lo primero que hay que tener claro es que entre las diferentes virtudes del cuerpo de la mujer no se encuentra la facilidad para ser llevada “fácilmente” hacia el climax. No quiero sembrar discrepancias de ningún tipo, solo observar lo ridículamente fácil que es en el hombre y ahora compararlo con su homónima, no hay punto de comparación.
Sin embargo por esta razón deberíamos de ser más cuidadosos y entregados pues solo nuestro buen hacer podría ayudar a nuestra pareja a conseguirlo, aumentando en gran medida la responsabilidad a la hora de tener relaciones sexuales. Según un estudio 5 de cada 10 mujeres encuentran orgasmos con asiduidad, mientras que la simpleza del hombre nos proporciona un número más alto de encuentros satisfactorios 7,5 de cada 10. También es significativo que las lesbianas encuentren mayor gozo en sus orgasmos, sobrepasando a las heteros en número y calidad de los mismos.

¿Cómo llegar al orgasmo femenino?

Ahora imaginad que se encuentran con su pareja por la calle y le hacen el estudio, ¿Qué crees que contestará? ¿Te preocuparía saber que no le proporcionas el mismo placer que ella a ti?
Si es así, no te preocupes aquí tenemos la solución para que a partir de ahora no te entre la duda en la cabeza.

Empieza por encima de todo a llevar las riendas en la cama, nos gusta que la mujer nos posea y domine pero te toca a ti actuar. Túmbate a tu lado y juega con su anatomía, bésala, tócale las piernas suavemente, como si pudieras dibujar un cuadro en sus piernas pero sin acercarte a la zona prohibida, cada vez que pase más tiempo lo anhelará más y más. Una vez veas que incluso sin tocarle está preparada entonces baja tranquilamente a su clítoris y bésalo tiernamente, juega despacio con la lengua y procura de dar besitos en su zona más íntima (esta última funciona muy bien). Se trata de conseguir la mayor excitación no con lo que haces sino con lo que podrías llegar a hacer.

Por último tienes que estar bien atento a su respiración, es el sentido que delata que vas por el buen camino.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *