Qué es la cocaína y cuáles son los riesgos de la cocaína para nuestra salud

 

Los riesgos de la cocaína

Los riesgos de la cocaína

Los riesgos de la cocaína son bien sabidos por nuestra sociedad, por presentar una elevada tasa de mortandad. Sin embargo, esta se sigue consumiendo entre la población con una incidencia bastante preocupante, ya que los datos indican que es la segunda droga más consumida después del cannabis. Ante esta clara controversia, deberíamos preguntarnos ¿Por qué?

Pues principalmente debido a los efectos que ocasiona en el organismo ligado a nuestro comportamiento social. La cocaína produce en nuestro organismo euforia, locuacidad, un aumento de nuestra confianza y autoestima, mejora nuestra capacidad de relacionarnos socialmente, agiliza nuestra mente y aumenta el deseo sexual. Además, en un plano más fisiológico, disminuye la fatiga, reduce el sueño, inhibe el apetito y aumenta la presión arterial. En nuestra sociedad, en la que tradicionalmente se ha ligado esta droga al éxito, su consumo está claramente ligado a las celebraciones, a largos periodos de fiesta y diversión sin la necesidad natural de alimentarse o descansar. ¿Hasta aquí todo bonito verdad? Pero ¿realmente es diversión lo que proporciona la cocaína? A continuación veremos qué es y los peligrosos riesgos de la cocaína para que podáis juzgarlo vosotros mismos.

¿Qué es la cocaína?

La cocaína es un alcaloide estimulante del sistema nervioso central conocido por su efecto en la inhibición de la recaptación de Serotonina, Norepinefrina y Dopamina, por lo que también es denominado inhibidor de la recaptación triple TRI. Esta inhibición de la recaptación o retirada de estas moléculas neurotransmisoras provoca que aumenten la estimulación de sus receptores correspondientes, potenciando su efecto y prolongándolo en el tiempo. De ahí que la cocaína tenga un fuerte carácter estimulante.

El uso de la cocaína, aunque nos pueda parecer reciente, no es así. Ya en la antigüedad, las hojas de la planta Erythroxylon coca,  se empleaban en varios rituales para obtener una mayor resistencia física que les permitiese realizar trabajos extenuantes con menos esfuerzo, o para paliar los efectos del hambre ante la escasez de alimento, ya que posee grandes cualidades como inhibidor del apetito. Por aquel entonces, la cocaína se consumía mascando la hoja para extraer el principio activo, liberando este en muy pequeñas cantidades, lo que evitaba en gran medida los riesgos de la cocaína. Esta práctica de mascar hojas de coca se realiza también hoy en día.

La cocaína cómo la conocemos hoy se extrae de la planta mediante diversos procesos químicos, obteniendo tres productos principales, por un lado las sales de clorhidrato de cocaína, que es la forma más consumida en Europa, el basuko o pasta base, y por último el conocido crack. Mientras que el primero se consume por inhalación o inyección, los dos últimos se fuman habitualmente mezclados con tabaco.

Riesgos de la cocaína

La cocaína es una droga que provoca daños severos en el organismo, llegando a ocasionar hasta la muerte. Dentro de los riesgos de la cocaína destacan:

–        Perforación del tabique nasal al esnifarla.

–        Irritación y daño de las mucosas nasales, así cómo sinusitis.

–        Uno de los mayores riesgos de la cocaína es a nivel cardiovascular. La cocaína produce una fuerte vasoconstricción, y aumenta la presión arterial, lo que conlleva un severo riesgo de infarto y de derrame cerebral. Además, la cocaína produce una severa vasoconstricción en los vasos coronarios del corazón, y además aumenta la demanda de oxígeno de este, lo que multiplica por 24 el riesgo de sufrir un infarto.

–        Arritmias

–        La cocaína también puede provocar insomnio y pérdida completa del apetito.

–        Otro de los peores riesgos de la cocaína es a nivel psicológico. la cocaína, además de producir una fuerte dependencia, produce depresión, con incluso tendencias suicidas, delirio dermatozoico, en el cual el individuo cree que hay insectos corriendo bajo su piel, y un largo etcétera.

Se considera que un 25% de las visitas al hospital de personas entre 18 y 40 años se debe al consumo de cocaína, quedando patente que los riesgos de la cocaína son bastante superiores al escaso beneficio que nos puede proporcionar, ya que además, sus efectos sólo duran un promedio de entre 30 y 100 minutos. Esto aumenta los riesgos de la cocaína, ya que al caer sus efectos provoca una severa depresión y un estado de ansiedad por consumir más cocaína, lo que conlleva el riesgo de sobredosis.

¿Y vosotros, qué opináis sobre los riesgos de la cocaína?

 

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *