Los síntomas del infarto

El 95% de las muertes por infarto podrían haber sido evitadas si los síntomas del infarto hubieran sido reconocidos y el paciente hubiera acudido a tiempo al hospital. Sufrir un infarto es una situación de riesgo y saber actuar de la manera adecuada puede marcar la diferencia entre una buena o una mala evolución del paciente.

Lo más normal es pensar que el dolor de pecho es el único síntoma de este problema pero no es cierto, por lo que a continuación te mostraremos el resto de las señales que podrán ayudarte a identificarlo de forma rápida. El infarto de miocardio tiene lugar por la obstrucción de uno o varios vasos coronarios que son los encargados de que la sangre llegue al corazón, por lo que si se ven afectadas el corazón no recibirá el oxígeno que necesita.

¿Qué síntomas del infarto son más comunes?

Dolor de pecho: De todos los síntomas del infarto, este es el más conocido y consiste en un dolor en el centro o el lado izquierdo del pecho que suele durar unos minutos y por lo general desparece y reaparece de forma reiterada. Se describe como una opresión que según la persona se puede sentir de forma leve o ir aumentando su intensidad.

Molestias para respirar: Consiste en una sensación de falta de aire que aparece de pronto, ya sea antes o después de sentir el dolor en el pecho. Este síntoma puede aparecer tanto realizando una actividad que requiera de un esfuerzo físico como en reposo.

Dolor cuello: Lo más normal es que sienta un profundo dolor en el cuello pero puede extenderse a la mandíbula, la espalda o el brazo. La sensación suele ser descrita como un cansancio en esa parte, como si se hubiera expuesto esa parte del cuerpo a un gran esfuerzo.

Sudor frío: También es habitual sudar de forma abundante y repentina. El sudor es frío y sobretodo se muestra en la cara y la espalda.

– Otros síntomas del infarto, menos habituales pero comunes son la ansiedad, la tos repentina y, en algunas ocasiones, desmayos. Los mareos, nauseas o vómitos también son normales en estos casos.

Para prevenir el infarto se recomienda llevar una dieta sana y equilibrada, realizar deportes o ejercicios habitualmente y no fumar. Si en algún momento crees que puedes estar sintiendo los síntomas del infarto, no lo dudes, debes acudir al médico de inmediato pero no debes conducir. Puedes incluso llamar al hospital para que estén preparados cuando llegues o pedir una ambulancia si lo consideras oportuno.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *